jueves, 6 de enero de 2011

Español...El beneficio del "Arte Real" influye más allá de las logias


El beneficio del “Arte Real” influye más allá de las logias.

Es una realidad que la lucidez individual de un masón influye más allá de las logias cuando experimenta una verdadera transformación.

Si el masón justifica su pertenencia a la masonería en función de sus intereses profanos, no podrá experimentar una verdadera transformación con la que influenciar en su entorno.

La verdadera transformación nace del conocimiento propio, al darse cuenta el masón de sus pensamientos, emociones, sentimientos y actitudes.

El masón, con su inteligencia emocional, se reconoce y se hace cargo de sí mismo, responsablemente.

El trabajo del masón, mientras no busque una visión integral de sí mismo y de la vida, tendrá poco significado con el que llenar los símbolos y rituales: Sin permitir manifestarse al “Arte Real” con toda su SABIDURIA, BELLEZA y FUERZA.

Los símbolos, los rituales y las metáforas cuando los vivimos de forma estereotipada y mecánica, a pesar de producirnos ciertos efectos agradables, no lograrán liberar nuestros condicionamientos, ni despertarnos a nuevas conciencias.

La masonería no se hace presente con nuestras mentes mecanizadas, sino cuando alcanzamos a vivir el “Arte Real” como masones inteligentes y libres, desde el principio de nuestro camino.

El beneficio del “Arte real” influye más allá de las logias cuando los masones no estamos llenos de frases huecas, llenos de conocimientos mecánicos.

Lo esencial para el masón es vivir plenamente su proceso de construcción.