jueves, 29 de diciembre de 2011

Sobre como abordar los mitos en los textos masónicos antiguos


Q.·.H.·. Enrique, me preguntas si podría aclarar el significado de mito, y cómo aplicarlo en el contexto de los escritos masónicos antiguos.

Antes de entrar en definiciones etimológicas y conceptuales, te diré que en el contexto de los escritos masónicos antiguos, especialmente los comprendidos entre los siglo X y XV, el término “mito” resulta más enriquecedor si lo abordamos desde la perspectiva que encontramos en la obra “La filosofía presocrática” de Francisco Ferrer, publicado por el Departamento de Historia de la Universidad de Valencia (Universidad de Valencia 1978), cuando en su capítulo “La reflexión mítica en los orígenes de la Filosofía”, dice: “No se puede comenzar la exposición de las primitivas doctrinas filosóficas sin hacer una referencia previa a su punto de unión con el saber mítico….lo específico de la actitud filosófica convive con expresiones y esquemas explicativos de carácter mítico. En estos primeros momentos, el mito y la filosofía están “mezclados”, entendiendo por ello, además la coexistencia citada, la falta de una autoconciencia filosófica clara y la carencia de límites entre ambos”.

Mito, etimológicamente, procede de la palabra griega μῦθος (mythos) que significa relato, fábula, cuento, discurso.

Deberemos distinguir entre Mito y leyenda, al estar esta última basada en sucesos reales transformados por la fantasía popular.

El mito es una respuesta y una explicación, no carente de su construcción racional, a los orígenes y el porqué de la “realidad”. Una explicación, que conlleva implícitamente sus propias justificaciones, creada para dar respuesta a lo que no sé alcanza a comprender de otro modo, por carecer del conocimiento adecuado sobre las mismas. Para todos nos resulta fácil reconocer lo expuesto cuando pensamos en la mitología de los antiguos griegos, en la de algunos pueblos indígenas americanos, o más concretamente en la descripción de la creación del mundo que leemos en el libro del Génesis.

Estos mitos, como tales, perdurarán y convivirán con otras etapas en las que la Filosofía, como amor por la sabiduría, dará lugar a otras corrientes de pensamiento y comprensión de la realidad. No sólo convivirán, ya que muchas de estas nuevas corrientes de pensamiento tendrán su fundamento en estos mitos.

En la lectura de estos textos masónicos antiguos cabe considerar la posibilidad de encontrarnos tanto con mitos, con leyendas, como con leyendas originadas en mitos, incluso cabe descubrir el origen de algunas leyendas masónicas actuales.

Q.·.H.·. Enrique, lo cierto es que la lectura de estos textos antiguos puede convertirse en un gran placer intelectual. Especialmente, si sabemos reconocer en estos mitos y leyendas la poesía y las metáforas que contienen, ya que los mitos y las leyendas, con la herramienta de la metáfora, son una alternativa de explicación frente a la realidad.

Por lo expuesto, no sólo nos resultará interesante realizar una lectura histórica de estos textos masónicos antiguos, como hijos de una realidad social, política y económica, sino también intentar abordarlos desde una nueva lectura, interpretándolos y actualizándolos, con el fin de revisar y abordar a través del lenguaje metafórico el sentido y la vigencia de la Masonería en este siglo XXI.

Q.·.H.·. Enrique ¿no te parece que la formación masónica es apasionante? Pues, imagina el resultado si consigues vincular estas metáforas con tus propias vivencias, llenándolas de contenido.